Los empresarios con un plan para expandir el negocio a Tailandia a menudo consideran hacerlo mediante el establecimiento de una sucursal. Las empresas a menudo se ponen en contacto con el despacho de abogados Herrera and Partners H&P en Tailandia para obtener nuestra opinión profesional sobre cuál es la mejor estructura para el crecimiento empresarial. Este artículo, elaborado por los abogados de Herrera and Partners, abordará los aspectos significativos sobre las ventajas y desventajas de establecer una sucursal en Tailandia.

Los requisitos para constituir una sucursal en Tailandia

Según la Ley de Negocios Extranjeros B.E. 2542 (“FBA”), la sucursal se considera una entidad extranjera porque no es una entidad separada de la empresa matriz, ya que es parte de una empresa extranjera que opera en Tailandia. En otras palabras, esto significa que la sucursal debe estar sujeta a la restricción comercial que no permite al extranjero, tanto individual como jurídico, realizar los negocios reservados a los tailandeses a menos que obtenga el permiso del gobierno tailandés. En consecuencia, si desea realizar el negocio a través de una sucursal y su negocio se encuentra dentro del alcance de esas actividades restringidas, debe obtener un permiso previo antes de iniciar el negocio.

Algunas empresas extranjeras entienden que estarán libres de esas limitaciones si su negocio no está en la lista y refiere a uno de los negocios restringidos. Desafortunadamente, la Ley de Negocios Extranjeros de Tailandia cubre prácticamente todos los servicios. Hay solo unas pocas actividades mercantiles que no requieren permiso, como el negocio de la bolsa de valores, el comercio exterior, el negocio fiduciario, la institución financiera, el negocio de seguros o en caso de que se brinde servicios para una entidad gubernamental. Pero la razón detrás de esta exención es que existen otras normativas específicas para controlar cada uno de esos negocios que podría ser más complicado que la restricción bajo la FBA, de acuerdo con el Reglamento Ministerial sobre Empresas de Servicios no Sujetas a Solicitud de Permiso en la Ley de Negocios Extranjeros B.E. 2556 (2013), modificada en 2019.

El requisito esencial para obtener el permiso es el capital mínimo para invertir en Tailandia. El capital mínimo debe ser superior al 25% del promedio anual del gasto estimado para un período de tres años, pero no debe ser inferior a 3 millones de baht. De hecho, necesitaría traer el dinero en moneda extranjera desde el extranjero a Tailandia, por el 25% de la inversión mínima dentro de los primeros tres meses, el 50% dentro de un año y el resto al menos el 25% del capital mínimo. Todas las cantidades deben completarse dentro de los tres años a partir de la fecha de obtención del permiso. Además, debe mostrar la evidencia de la transferencia de dinero enviándola al Departamento de Desarrollo Comercial (DBD) dentro de los 15 días a partir de la fecha en que trae el dinero a Tailandia de acuerdo con el Reglamento Ministerial sobre Capital Mínimo y Plazo para Traer o Remitir de Capital mínimo en Tailandia BE 2545 (2002), modificada en 2009.

Debido a los complicados procedimientos anteriores, los abogados en Tailandia del despacho Herrera and Partners aconsejan a la mayoría de los extranjeros que expandan su negocio a través de una subsidiaria mediante la creación de una empresa separada en Tailandia. Puede reducir el proceso y no necesita preocuparse si el gobierno aprobará o no su solicitud. Además, si todos los documentos son correctos, nuestros abogados pueden establecer la empresa subsidiaria en 24 horas.

Impuesto sobre la renta que grava los ingresos de la sucursal

De conformidad con el artículo 66 de la ley de Impuestos de Tailandia, la empresa extranjera que realiza negocios en Tailandia debe pagar el impuesto sobre la renta por cualquier ingreso derivado del negocio en Tailandia al mismo tipo fiscal que la entidad tailandesa. Por lo tanto, si realiza el negocio a través de una sucursal, todos los ingresos de la sucursal en Tailandia se considerarán como ingresos de la empresa extranjera generados por el negocio en Tailandia y, por lo tanto, estarán sujetos al impuesto sobre la renta de las sociedades con el mismo gravamen fiscal de Sociedad tailandesa sin exención alguna, aunque su empresa no está constituida en Tailandia.

Además, si está buscando un incentivo fiscal según BOI de Tailandia. Es posible que esta estructura empresarial no sea la adecuada. Debido a que la sección 17 de la Ley de Promoción de Inversiones B.E. 2520 (1977), establece que la persona que busca la promoción de inversiones debe ser la empresa constituida conforme a la ley de Tailandia. Por lo tanto, la sucursal no estará cualificada para esta promoción porque incluso si ha obtenido la licencia para hacer negocios en Tailandia como se mencionó anteriormente, esta no está en el registro. Por tanto, si quieres postularte a esta promoción bajo BOI, debe incorporar esa sucursal como una sociedad limitada de conformidad con la ley de Tailandia.

Entendemos que, hasta ahora, es posible que no le resulte interesante establecer la sucursal, pero en opinión de los abogados de H&P, hay una diferencia significativa que puede cambiar su opinión, que es el poder de control.

Dado que la sucursal sigue siendo parte de la empresa matriz, esto significa que la empresa matriz puede tomar el control total de su sucursal. Es posible que esto no le suceda a la subsidiaria porque la filial es una sociedad constituida en Tailandia. usted, por lo tanto, debe cumplir con la ley corporativa que no permite que el extranjero posea el 100% de las acciones a menos que obtenga una promoción comercial de BOI. Aún necesita al socio tailandés en su subsidiaria (al menos 51%). Por otro lado, si establece una sucursal, no estará limitado por esta regla y podrá diseñar su propia administración o control mercantil sin la interferencia de otro socio.

Si necesita hablar con un abogado en Tailandia sobre cuál es la estructura legal más adecuada para hacer negocios, comuníquese con H&P en [email protected]