Tras una carrera internacional, el abogado malagueño José Herrera se instaló en Tailandia y fundó Herrera & Partners, un despacho que acumula más de diez años de experiencia en el Sudeste Asiático, la región con mayor potencial de crecimiento del planeta. Hoy en día, su bufete es un referente en la representación de empresas, instituciones y ciudadanos españoles en el país, y asegura que el país tiene “excelente oportunidades” para la inversión y la expansión comercial. Respecto a la implantación y la adaptación cultural, Herrera destaca la importancia de “blindar los negocios” para evitar futuros conflictos, así como buenas dosis de “inteligencia emocional y humildad” para abrir la mente a la forma de negociar en Asia.

– ¿Cuándo nace H&P Herrera & Partners y qué perfil de actividad y clientes tiene el despacho?

Herrera & Partners nace tras la experiencia de cerca de 10 años de trabajo de abogados españoles no sólo en Tailandia sino también en otros países del Sudeste de Asia. Somos un equipo de abogados tailandeses y extranjeros en el centro de Bangkok, y asesoramos a clientes de habla hispana tanto para hacer negocios en Tailandia como en su defensa legal resolviendo disputas. Sólo en 2019, nuestros clientes procedieron de más de 30 países diferentes, aunque con una notable presencia de clientes de España y de Latinoamérica, donde incluso hemos asesorado a dos países en disputas sobre barreras comerciales con Tailandia. Trabajamos tanto con particulares como con empresas y nuestras áreas principalmente son Derecho Mercantil, Penal, Civil y Contencioso. La actividad de nuestros clientes corporativos es diversa, pero se concentra en sectores como el comercio internacional, la automoción, la hostelería, la energía o la alimentación.

– ¿Qué servicios prestan y cuáles son los más demandados en Tailandia?

Ofrecemos soluciones integrales en varios idiomas, incluyendo el castellano. Nuestro equipo de Derecho Mercantil se encarga básicamente de constitución de empresas, protección de accionistas extranjeros, permisos, contratos comerciales… Y en el área de resolución de disputas representamos a clientes en procedimientos civiles, penitenciarios, extradiciones, contencioso administrativos y penales. Francamente creemos que hacemos una gran labor, a veces muy compleja, que ha sido reconocida por muchas embajadas extranjeras y organizaciones internacionales como recientemente el Banco Mundial.

– ¿Cuáles son los servicios más demandados por las empresas españolas y los conflictos más comunes?

Son muy variados y cada caso es distinto, por eso el enfoque multidisciplinar es importante. En los últimos años vemos un aumento en la inversión inmobiliaria en Tailandia, así como en constitución de empresas de responsabilidad limitada para iniciar todo tipo de negocios. Y las causas más comunes de disputas son entre los propios accionistas dentro de la misma empresa o sobre la titularidad de propiedades inmobiliarias.

-¿Qué principios básicos debe conocer una empresa española al desembarcar en Tailandia?

No hay una fórmula mágica pero el inversor extranjero debe saber que es fundamental estructurar cualquier negocio de forma correcta y blindarse legalmente para proteger sus intereses. La regulación es muy distinta a la española y es importante la labor de interpretación de las leyes tailandesas para el éxito de los negocios. El empresario debe comprender que conocer la ley en Tailandia es tan importante como conocer los nichos de mercado. Por otro lado, construir firmemente las relaciones personales de negocio es también un elemento indispensable.

– ¿Qué ventajas e inconvenientes tiene Tailandia para un emprendedor o para una empresa española que quiera internacionalizar su negocio?

Tailandia es un país muy atractivo y evidentemente la regulación tiene muchas barreras iniciales o filtros, pero hoy por hoy ofrece excelentes oportunidades de negocio para las empresas españolas, así como posibilidades de ‘joint ventures’ con empresas locales que buscan socios estratégicos en otras regiones. Además, hay un paquete de incentivos fiscales tales como exención del impuesto de sociedades a un gran catálogo de actividades empresariales y de inversión extranjera. Muchas empresas españolas podrían recibir estos incentivos.

– ¿Cuáles son los valores que identifican a su bufete?

Modestamente pensamos que nuestro despacho transmite dos elementos fundamentales: solidez e integridad libre de fisuras. La reputación es el principal activo de un despacho internacional de abogados como el nuestro. Es importante entender al cliente, ya que cuando uno está tan lejos de casa y viene a hacer negocios a un país como Tailandia, no sólo necesita un abogado que sepa redactar complejos contratos en varios idiomas sino un socio, un amigo y una persona de confianza que tenga solidez e integridad.

– ¿Cómo se adaptan los españoles al mundo empresarial de Tailandia? ¿Nos cuesta o es un proceso sencillo?

Las diferencias culturales no tienen por qué ser una barrera sino más bien una oportunidad de aprendizaje y enriquecimiento humano. No obstante, vemos que hay mucha dificultad en general para adaptarse e interpretar otras formas y protocolos a la hora de hacer negocios en Asia y es ahí donde despachos de abogados como el nuestro con un enfoque holístico juegan un papel importante. La inteligencia emocional, humildad y adaptabilidad del empresario español en Tailandia son factores claves que contribuyen o no al éxito en los negocios. Es importante que el empresario vea Tailandia no sólo en el corto plazo sino también en el largo plazo con todas sus oportunidades y potencial real de crecimiento.

– ¿Cómo es la comunidad española en Tailandia y la presencia empresarial actualmente?

Para ser sinceros, la presencia empresarial española en Tailandia es todavía muy incipiente, pero pensamos que hay un gran potencial de crecimiento en varios sectores como hostelería, obra civil, servicios digitales y alimentación entre otros. Aunque históricamente el empresario español siempre ha mirado a Latinoamérica como zona preferente de internacionalización, hoy podemos decir que la tendencia está cambiando y cada vez hay más empresas españolas que se dan cuenta de la importancia clave del mercado de Tailandia y del Sudeste de Asia. No hay duda de que estamos en la región de mayor crecimiento económico del planeta, así que las empresas saben que es importante apostar por países como Tailandia ya que los grandes negocios y proyectos tienen lugar aquí.